Avalanch

Lágrimas Negras (DVD)

MENTORVOX



cole

PROYECTO COMENIUS

El día 14 de enero, cinco alumnos: Pilar Sáez, Nuria Galindo, Rocío, Jesús Modesto, Rafael Trautman; junto con tres profesores: Doña Marifé, Don José Ángel y yo, Doña Pilar, nos embarcamos rumbo a una aventura que estoy segura jamás podremos olvidar… ¡Nos fuimos a Yalova (Turquía) para encontrarnos, conocer y compartir dos mil doscientos interesantes momentos con nuestros compañeros extranjeros del Proyecto Comenius (desde entonces “nuestros amigos comenius”).


1


Salimos del Colegio a las 22:00 horas y llegamos al aeropuerto de Estambul a las 16:00 horas del día siguiente: martes 15 de enero. No sé cómo transmitiros la cantidad de sensaciones que tuvimos en el momento en que las puertas se iban a abrir y sabíamos que al otro lado nos encontraríamos con… no sabíamos qué nos íbamos a encontrar. Pero la incertidumbre se disipó enseguida: allí estaban los estudiantes turcos con dos profesoras, Aynur y Nisgar, y los estudiantes griegos con otras dos profesoras, Sofía y María. Nos presentamos entre mucha confusión y algarabía, ya que desde ese momento “teníamos” que hablar en inglés, y quien más y quien menos de nuestro grupo español todos conseguimos comunicarnos y hacernos nuestra propia composición del momento.


Cada uno de los estudiantes turcos se encargó de no separarse ya hasta el final del encuentro (seis después) de su compañero español. Nos subimos a un autobús que nos llevó hasta Yalova. Para llegar hasta este pueblo el autobús se subió en un Ferry, con lo que durante cuarenta y cinco minutos navegamos por el Mar Mármara. Sobre las 21:00 horas llegamos al hotel. Allí nos estaban esperando Huseyin, que es el coordinador del proyecto) y los padres de los chicos turcos que acogerían a los chicos españoles y griegos. También estaban esperándonos una profesora checa, Martina, la directora de su colegio y el alcalde de su pueblo, Vítkov. Los estudiantes checos no estaban en el hotel porque ellos llegaron un día antes. Tras saludarnos todos quedamos para la mañana siguiente en el colegio.


A las ocho menos diez nos encontramos los profesores de los cuatro países en la recepción del hotel. Un autobús escolar nos llevó al colegio. Nuestros chicos fueron al colegio como cada día lo hace su compañero turco, es decir, algunos fueron andando y otros en el autobús escolar.


2


Nos encontramos todos e hicimos las presentaciones de manera oficial. Los profesores turcos nos entregaron una tarjeta de identificación a cada uno con su nombre y su nacionalidad, junto con algunos teléfonos de interés. Nos informaron sobre la localización, historia y costumbres de Yalova. Es una ciudad famosa por sus Spa termales naturales, lo que hace de ella un sitio muy visitado por sus efectos positivos para la salud. Es un valle entre dos montañas, con una rara flora y con un río por el que fluyen aguas a elevadas temperaturas. Los baños termales de Yalova fueron fundados por el emperador bizantino Constantino hace aproximadamente mil seiscientos años. La verdad es que Yalova es un paraíso turístico donde la historia y la naturaleza se encuentran muy unidas.


Tras tomarnos un gran desayuno típico hecho por las madres de los alumnos turcos, continuamos desarrollando actividades en el colegio. Entre otras cosas elaboramos un pequeño diccionario multilingual. Como anécdota os contaré que cuando un chico turco se levanta por la mañana dice: “günadyin”, mientras que un checo dice: “dobre rano”, a lo que mi joven y nuevo amigo Antonis (griego) contestaría: “kalimera”.


Cada uno de los países presentó su colegio y su región en Power Point al resto de compañeros.


3


Conocimos al director, al subdirector y a muchos profesores. A las 13:00 horas el alcalde de Therma (el pueblo de al lado) nos invitó a comer y pasamos la tarde en este lugar.


4


Por la noche profesores y estudiantes cenamos por separado, era el momento de que ellos solitos (sin ayuda de Doña Marifé, que es nuestra profe de inglés) se interrelacionaran con sus compañeros.
No quisiera que esta carta se convirtiera en un diario, así que iré resumiendo.
El día siguiente madrugamos un poco más. A las 7:45 nos encontramos en el colegio y los chicos participaron en distintos talleres: pintura, bailes regionales, deportes, instrumentos musicales y canciones…


6


Realmente lo pasamos muy bien.


5


Después de comer llegó el momento del cierre de actividades en el colegio. Hubo un pequeño espectáculo y nos entregaron unos diplomas y certificados de asistencia.
El viernes 18 el alcalde de Yalova nos invitó a desayunar en Yürüyen kösk, que es una casa que perteneció al fundador de la República en Turquía: Atatürk, un hombre muy estimado y muy presente en toda Turquía.


8


Pasamos toda la tarde en Iznik, antigua Nicea, ciudad famosa por su cerámica.


9


El sábado pasamos todo el día visitando Estambul, ¿qué deciros de Estambul? Pues simplemente que no dejéis de visitarla, es una gran ciudad rica en cultura e historia, con majestuosos palacios y mezquitas impresionantes.

10


Me voy a ir despidiendo, no sin antes deciros que lo que más nos impresionó a todos, tanto a mí como a mis compañeros de viaje, es el calor con que nos han recibido. Antes del viaje una amiga me había contado que los turcos son famosos por su hospitalidad, pero jamás me hubiera imaginado hasta qué punto el cariño, la amistad que allí nos pudimos encontrar.


11


Si me tengo que quedar con una palabra, con una imagen esa es ANNE, que es “mamá” en turco; porque las mamás que acogieron en sus casas a nuestros niños españoles se han portado extraordinariamente. No sé cómo haceros llegar lo que nos impresionó el calor de las familias, tienen unos valores admirables que nunca deberíamos perder de vista.
En mayo nos vamos a la República Checa, ya os contaré.


PILAR ROBLES FERNÁNDEZ   

 

Un paso más

Unión de Cooperativas de la Región de Murcia

© 2008 CEIPS VIRGEN DEL PASICO. Vereda de Orihuela s/n. 30700. Torre Pacheco. Tlf y Fax: 968336433/34/35